Ciudad de México.- La devoción pudo más que el Covid-19 debido a que cientos de creyentes a la Santa Muerte se dieron cita como es costumbre cada primer día de noviembre para celebrar su día. 


A pesar de que la capital del país se encuentra en emergencia sanitaria, los fieles no pierden la tradición de asistir al altar ubicado en el Barrio Bravo de Tepito para agradecerle los favores y cumplir sus mandas. 

Cabe señalar que algunos lucieron el cubrebocas, caretas y algunas otras indicaciones sanitarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí