Previo al 489 aniversario de la aparición de la Virgen en el cerro del Tepeyac algunos fieles se han dado cita en el recinto religioso para rezarle a la Virgen de Guadalupe de igual manera los negocios que rodean la basílica lucen vacíos y algunos optaron por cerrar temprano.

Así lucieron los alrededores de la Basílica de Guadalupe debido al arranque del programa implementado por el Gobierno de la Ciudad de México en conjunto con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, “Peregrino, quédate en casa” y que permanecerá hasta el domingo 13 de diciembre, en apoyo a la pandemia por COVID-19.

Un día antes de que se celebre a la Virgen de Guadalupe y pese a que La Basílica se encuentra cerrada, pocos devotos asistieron a dar gracias y a pedir por sus familiares. Las calles aledañas a la iglesia y estaciones de metro y metrobús también se encuentran bloqueadas.

Personal de la Basílica de Guadalupe colocó un tapete en forma de cruz conformado por 15 mil veladoras que durante un mes y una semana los fieles llevaron al templo. Este tapete representó a los fieles que no pudieron entrar este año a la casa de la Morenita del Tepeyac debido a la propagación de la COVID-19, además las puertas de este centro religioso fueron totalmente cerradas para evitar aglomeraciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí