CIUDAD DE MÉXICO 21/01/2021 Al inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19 empacadores voluntarios de la tercera edad perdieron su fuente de ingresos al ser parte del sector más vulnerable ante la enfermedad; se calcula que alrededor de 20 mil voluntarios en la Ciudad de México perdieron su trabajo por esta situación.

Después de casi año de resistir a la insuficiencia de ingresos, se han visto en la necesidad de pedir dinero a un costado de la Glorieta del Caballito en Paseo de la Reforma, aseguran que el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) no les ha brindado apoyo, ante la falta del mismo, piden ser reinstalados ya que consideran que se cuidan más en su área de trabajo que pidiendo dinero en la calle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí