Mayolo López Gutiérrez

CIUDAD DE MÉXICO 5/05/21 “Por aquí la muerte visita sin horario” reza el coro de una canción de rap en el velorio de Brandon Giovanni Hernández Tapia, un niño de 12 años que perdió la vida en la caída de dos vagones que transitaba por el paso elevado del Metro Olivos, de la línea 12.


Fue velado por sus familiares y amigos en su casa, en la alcaldía Tláhuac, a pocos minutos de la zona del desastre. Su madre exigió que se investiguen a fondo las causas de la tragedia y se llegue a la justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí